BLOG PADRES/FAMILIAS

No te pierdas las novedades que te ofrecemos
26 Oct 2017

¿Cómo podemos minimizar los celos ante la llegada de un hermanito / hermanita?

/
Posted By

Los celos por la llegada de un hermanito o hermanita es algo que suele preocupar a todos los papás y mamás.

Con la llegada del nuevo bebé, el hijo/hija se puede sentir como “príncipe destronado” y es normal, tenía su rol definido y ahora con la llegada del nuevo hermanito/hermanita hay que volver a reajustar esos roles. Durante el tiempo que ha sido hijo único o el pequeño de la familia, ha tenido una serie de atenciones y privilegios que ahora van a tener que ser compartidos…

Los padres y madres tienen que dividir su tiempo entre los hijos ya existentes y el nuevo miembro de la familia, lo que hace que muchas veces los niños y niñas sientan un gran malestar haciéndolo manifiesto mediante rabietas, llamadas de atención o cambios de humor. No todos los niños demuestran los celos de la misma forma, muchos llaman la atención con rabietas y reclaman ese espacio y esa plena atención que antes tenían, otros poseen cambios bruscos de humor sin explicación aparente, otros se apartan y no reclaman la atención de sus padres…. Es con estos últimos con los que hay que tener más cuidado.

Muchas veces pensamos que los niñ@s que no reclaman atención, no están teniendo celos y están llevando fenomenal la llegada del nuevo integrante de la familia y la reasignación de roles, pero puede no ser así. Esto suele ocurrirles sobre todo a los niños con baja autoestima y poca seguridad en sí mismos. Si no nos damos cuenta, muchas veces, no les prestamos la atención que necesitan si ellos no la reclaman y esto no quiere decir que no esté viviendo ese momento de manera ansiosa. Esto puede llevar a que durante la preadolescencia y adolescencia saquen toda esa rabia contenida que de pequeños no han sabido manifestar y tengan una adolescencia más complicada… no respecto a sus hermanos, sino con sus padres.

Suelen ser  niñ@s que se muestran muy retadores con los padres, desafiantes, que sienten un rechazo absoluto durante la adolescencia hacia ellos y hacia sus hermanos y los padres no entienden el motivo, ya que no existe un motivo aparente para ello.

Es importante destacar, que no todos los niños y niñas han de pasar por esta etapa de celos, pero si que es conveniente que estemos en alerta para saber actuar y prevenir posibles situaciones en el futuro.

Aquí os dejamos 8 consejos para hacerles más llevadera la llegada del nuevo bebé:

  1. Fortalece su autoestima y seguridad en sí mismo, esto va a hacer que a la hora de tener que compartir la atención de sus padres, no le provoque tantos celos tanto a los niños que los demuestran como a los que no.
  2. Explicarle lo que va a suceder desde el amor. Es importante anticipar a nuestro hij@ la llegada del nuevo integrante de la familia, explícale lo que va a suceder y todo lo que esto implica, pero hazlo desde el amor, arropándole y tranquilizándole. Si tiene edad suficiente como para comprender los cambios que va a implicar la nueva situación, aclárale todas sus dudas, escucha sus pensamientos, sus miedos y demuéstrale lo importante que es para ti lo que está sintiendo.
  3. Hazle partícipe de todo lo relacionado con la llegada del bebé. Como puede ser la preselección de nombres, que os ayude a elegir algún juguete, ir enseñándole todo lo que se compra y explicándole para que sirve…. Así cuando llegue el momento de preparar la casa para la llegada del nuevo hermanito, no le será tan impactante.
  4. Evitar cambios una vez haya nacido, es decir si hay que cambiarle de habitación, cambiar su cama de ubicación, cambiar de lugar su silla en la mesa….es importante tenerlo previsto y realizar estos cambios unos meses antes de la llegada del bebé.
  5. Mantener su rutina, en la medida de lo posible, es importante que con la de cambios que están sucediendo, se sienta seguro manteniendo la rutina y sus hábitos previos al nacimiento del nuevo hermanito o hermanita.
  6. Una vez que haya nacido,dale el rol de hermano mayor y explícale lo importante que es él, déjale ayudarte en la preparación de las cosas del bebé.Dale responsabilidades y muéstrale las cosas divertidas/privilegios que tiene ser el mayor.
  7. Dale un espacio único, solo para él sin que os interrumpa el bebé al menos una vez a la semana. Es importante que se sienta único un rato a la semana, sin darnos cuenta y por las necesidades del bebé solemos darle muchas atenciones exclusivas al nuevo miembro, y es importante que los demás niños/niñas sientan que también tienen ese momento único tanto con la madre como con el padre.
  8. Ser pacientes,no dar más atención al que muestra más celos. En relación con lo anterior y en el caso de familias con más de 1 hijo antes de la llegada del nuevo bebé, hay que tener mucho cuidado con dar solo atención al hijo que muestra más celos. Muchas veces ante la situación desbordante de las necesidades del bebé, los celos de uno de los hermanos, el que se porta mejor y no reclama tanta atención es inconscientemente menos atendido que los que más nos reclaman. Debemos evitar estas situaciones para que no vayamos dañando su autoestima.

 

Ainhoa Ajamil Frutos

Psicoterapeuta Infantojuvenil

Fotografía: Rosa M.A. (About Yellow Dragons)

Deja un comentario