BLOG PADRES/FAMILIAS

No te pierdas las novedades que te ofrecemos
1 Oct 2016

Interpretar dibujos infantiles 

/
Posted By

¡Ya está aquí el otoño!. Las tardes con los peques se pueden hacer interminables y muchas veces no sabemos qué hacer. Propongámonos pasar más tiempo con ellos y conocerles mejor.

Y para ello, nada mejor que los dibujos. Mediante éstos, los niños expresan libremente cómo se sienten EN ESTE MOMENTO, qué les gusta y qué desean. Pero también lo que les preocupa, lo que temen, lo que anhelan,…

Recuerda que los niños no son “adultos en pequeñito”. Son personas, claro. Pero con muchas menos experiencias y aprendizajes que un adulto. Por eso, en muchas ocasiones no saben expresar verbalmente qué, cómo ni por qué se sienten como se sienten (a veces incluyo a los mayores nos cuesta…)

Así que el dibujo es un excelente medio de expresión. Permite que el niño muestre libremente cómo PERCIBE y cómo le afecta una situación, mientras da rienda suelta a su creatividad e imaginación.

Esto es muy importante al interpretar los dibujos infantiles. Hemos de tener en cuenta que los niños suelen ser muy subjetivos y reactivos. Les cuesta ver la realidad objetivamente. Por eso, su percepción de las circunstancias variará según cómo se sientan en cada momento. Hoy puede dibujar a su papá como un superhéroe y en dos meses ponerle como un monstruo peludo, porque le vio pegando y regañando al perro, y ello le causó un gran impacto.

Por eso no se deben interpretar los dibujos fuera de contexto ni a la ligera, sin conocimiento especializado en la materia.

Siempre es aconsejable escuchar la historia detrás del dibujo. Pídele a tu hijo/a que te cuente lo que ha dibujado, quién es cada personaje, qué están haciendo, para qué, cómo se siente cada uno, qué pasará a continuación,… Como si fuera una película y no un dibujo estático. Recuerda que para él, hay toda una historia detrás que ha tratado de inmortalizar.

Cuanta más información extraigas, mejor, ya que cada niño es un mundo, y la lectura que cada uno haga de su dibujo es tanto o más importante que lo que ha plasmado inconscientemente en el papel. Además, esta conversación os ayudará a estar más cerca, que sienta tu interés y cariño hacia él.

Se trata de escuchar activamente al niño, dejar que se exprese libremente, para comprenderle mejor y detectar posibles áreas de mejora. Mientras relata su historia no debemos juzgar lo que ha hecho o dejado de hacer. No debemos corregirle. 

Por ejemplo, si ha dibujado un dragón en vuestro jardín, o a la abuela de color azul, no debemos decirle que lo ha hecho mal, que su abuela no es un pitufo, ni que su mascota real es un gato, ya que el niño está transmitiendo otra información más profunda y altamente valiosa. Será mejor seguir haciéndole preguntas cariñosamente, que te cuente por qué ha elegido ese color para representar a la “yaya”, qué es lo que más le gusta de los dragones, y por qué le gustaría tener uno.

Los niños son muy influenciables por las modas. Son como esponjas, y todo lo que ven a su alrededor les impacta mucho más que a los adultos. Así que es probable que incluya personajes inspirados en sus dibujos favoritos, los futbolistas a los que admira, etc.

¿Qué rasgos debemos observar en el dibujo de un niño?

  • La presión de los trazos
  • La dimensión general del dibujo
  • La dirección
  • Dónde sitúa el dibujo en la hoja
  • La forma de los trazos
  • Si hace trazos continuos o fragmentados
  • La posición del dibujo
  • Los colores que utiliza (y dónde)
  • Si hay sombreados
  • Si hay retoques o ha borrado algo
  • La dimensión de las diferentes figuras del dibujo
  • Si hay omisiones o si remarca algo en especial

Si puedes, observa al niño mientras dibuja (sin agobiarle ni hacerle sentir presionado). Fíjate en el orden en el que plasma cada figura (y cada parte de éstas), así como en la posición corporal, la expresión facial y la emoción que tiene el niño mientras dibuja (si está tranquilo, divertido, enfadado, si se agita al hacer alguna parte, si se frustra cuando algo no le sale, etc).

Los dibujos se utilizan como apoyo en terapias psicológicas, ya que dan mucha información sobre las emociones y preocupaciones del paciente (tanto niño como adulto).  La interpretación varía en función de la edad (real y madurativa) del niño. Si detectas algo extraño en sus dibujos o te sientes preocupada por tu hijo, acude cuanto antes a un especialista. 

Ainoa Espejo Álvarez

Grafóloga

Deja un comentario