BLOG PADRES/FAMILIAS

No te pierdas las novedades que te ofrecemos
4 Sep 2016

Cómo elegir un buen colegio

/
Posted By

Cada año son muchas las familias que viven con preocupación la difícil tarea de encontrar el “colegio ideal”. La oferta educativa en España es amplia y variada, y aunque a priori esto sea una ventaja, el gran abanico de opciones puede abrumar a quienes las enfrentan por primera vez.

Partamos de una premisa esencial: no existe el colegio perfecto. Cada familia tiene unos valores y una perspectiva de la educación diferentes, y lo que para unas es idóneo, para otras no es lo más adecuado.

Lo que sí podemos establecer son unas pautas que nos ayudarán a encontrar el colegio que mejor se adapte a nosotros y que sea, ante todo, un lugar adecuado y agradable en el que aprendan, convivan y se desarrollen nuestros hijos/as. Veamos cuáles son.

Pautas para elegir un buen colegio para nuestro hijo:

En primer lugar, debemos acordar qué requisitos consideramos esenciales. ¿Es importante que esté cerca de nuestra vivienda para que nuestro hijo pueda ir a pie en pocos minutos? ¿Queremos que nuestra hija vaya a clase con sus vecinos? ¿Nos interesa que el cole tenga servicio de ruta y/o comedor porque no podemos llevarles o recogerles para comer? ¿Queremos que oferten actividades extraescolares o servicio de acogida para que puedan permanecer en el centro fuera del horario lectivo? Estos pequeños detalles pueden acotar las opciones que barajemos.

Además, necesitamos conocer el modelo educativo de aquellos centros en los que hemos puesto los ojos: posición respecto a las enseñanzas religiosas, modelo de convivencia, valores sobre los que se construye la vida escolar, relaciones entre alumnado y personal del centro, intervención de las familias en el ámbito educativo, etc.

El modelo educativo se sustenta (y es es el punto fundamental de la búsqueda) en un modelo pedagógico que vertebra los procesos de enseñanza-aprendizaje. Algunos centros trabajan sobre modelos tradicionales, basados en el trabajo con libros de texto, técnicas expositivas, deberes y exámenes periódicos. Otros se adscriben a modelos innovadores o revolucionarios como: 

Ninguno es perfecto, dependen de cómo se desarrollen y el papel que jueguen alumnado y familias en ellos.

Todos los centros desarrollan proyectos propios o ajenos que les diferencian unos de otros como:

– Proyectos de bilingüismo (con auxiliares de conversación nativos, intercambios con centros extranjeros o inmersión en la lengua).

Huerto escolar , pasando por aquellos basados en la

 – Movilidad sostenible (como el proyecto europeo STARS)

– Música como eje vertebrador (como en el caso del proyecto LÓVA

¿Cuál nos parece más interesante?

Tampoco debemos dejar de preguntar por el funcionamiento de los departamentos de ayuda al alumnado que existen en todos los centros: Equipo de Orientación, apoyos ordinarios y extraordinarios, Comisiones de Organización, etc. Debemos desterrar la idea de que estos departamentos sirven sólo a alumnado con dificultades, puesto que se ponen a disposición de todo el alumnado durante las etapas obligatorias, y es imprescindible conocer su labor.

Finalmente, al visitar los colegios, es fundamental mirar con ojos de niño. Analizar los espacios (aulas, comedor, patio), los colores, la temperatura y el ambiente es muy importante. La pregunta a hacerse antes de tomar la decisión es: si yo fuera mi hijo, ¿elegiría este como mi cole?

En resumen, ningún colegio es ideal, pero con estas pautas y un poquito de intuición encontraremos, sin duda, el colegio perfecto para nuestros hijos.

Paula Sánchez Gil

Maestra en Ed. Primaria

 

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro newsletter

Podrás estar al tanto de todos nuestros webinar y novedades del blog